lunes, 29 de marzo de 2010

No es Verano


Acostumbrados como estamos del malinchismo salvadoreño, nadie se percató que en algún momento la Semana Santa comenzó a llamarse verano y que luego terminó siendo “Summer”. Basta abrir un periódico y notar que buena cantidad de anuncios que festejan la llegada del verano, e invitan a los consumidores a comprar artículos de playa.
En el hemisferio norte el verano comienza oficialmente el 21 de junio, cuando los rayos solares caen perpendiculares sobre una línea terrestre imaginaria llamada Trópico de Cáncer, que se ubica en la latitud 23°26'17", sobre los países de México, Taiwán, India, Arabia Saudita, Egipto y Libia, entre otros.
El Verano es una estación anual, típica de zonas templadas, en Estados Unidos generalmente se presenta como una época calurosa, con algunas lluvias y un altos grados de humedad. En esos momentos, el hemisferio sur sufren un clima de bajas temperaturas, cuando es verano en el norte, es invierno en el sur.
En las zonas templadas se dan las cuatro estaciones anuales: primavera, verano, otoño e invierno.
En el trópico –donde se ubica El Salvador-, desde un punto de vista astronómico podríamos afirmar que ocurren las cuatro estaciones, pero si razonamos a partir del clima, el trópico centroamericano posee dos grandes estaciones, la estación seca y la estación lluviosa.
La estación seca puede ser fría, y ocurre generalmente entre los meses que van desde noviembre hasta enero, generados por los frentes fríos que bajan del norte y nos traen en El Salvador vientos, bajas temperaturas y cielos despejados. Muy diferente lo que ocurre en Honduras, ahí los frentes fríos generan lluvias, cielos nublados y temporales.
De marzo a abril ocurre la estación seca caliente, la cual generalmente cae en Semana Santa (La pascua se celebra a partir de la luna llena posterior al equinoccio de primavera, 21 de marzo), y es la que nuestros publicistas han optado en llamar verano.
Este desatino ha comenzado a permear en la población, la cual ha comenzado a llamar a la Semana Santa con el nombre de verano. Conociendo nuestra cultura, en pocas generaciones El Salvador será el primer país en celebrar el verano casi dos meses antes de que ocurra realmente en todo el hemisferio norte, y donde el mencionado verano salvadoreño tan solo dure una semana.

3 comentarios:

Xamba - The Nowhere Man dijo...

Vale mencionar que tmabién este "verano" salvadoreño a veces será en Marzo y a veces en Abril, ya que depende directamente de la celebración de la Semana Santa y Pascua.

Por aqui en el Norte (Y no me refiero a EEUU) lo que tenemos ahora es primavera, que empezó el día sábado 20 de marzo a eso de las 18:30, y una semana mas tarde nos han hecho la puñeta anual de adelantar la hora (uno hora menos de sueño) por aquello del aprovechamiento de la luz solar. La temperatura media es todavía de unos 18 grados por el día unos 10 por la noche y realmente no habrá calor del bueno hasta por allá en Junio, aqui en España se dice "Hasta el 40 de Mayo (10 de Junio) no te quites el sayo", luego no será hasta el 21 de Junio que no inicie oficialmente el verano y el calorcito por Mallorca alcence cotas de locura como capital del sol del mediterraneo... del año pasado tengo una fotografia del termometro de mi carro que el día 24 de Julio de 2009 a las 7:41PM marcaba 47 grados, ese día no hubo mejor logar que las aguas de la Cala Mondragón para refrescarse.

Ismael Crespin dijo...

Hola Jorge, quisiera aportar un dato. En si, los que han colocado la idea de "verano", hasta cierto punto, no han sido los publicistas, mas bien, el sistema educativo. En el plan educativo, que ha venido implementándose desde la reforma de Beneck, en los 60, te enseñan que en El Salvador, el verano se oficializa a partir del mes de noviembre y finaliza en abril. Y lo que vives en Semana Santa, es la parte del verano mas caluroso...

Pueden remitirse a material educativo impreso, como las fichas de estudios naturales y sociales de Maria Guillermina, por ejemplo.

Los publicitas solo han exagerado lo que ya se habia enseñado...

el antropologo inocente dijo...

Sí Crespin tenes razón, pero yo no le tiro la pelota a las reformas educativas de hace 45 años. Lo del Verano comenzó a finales de los 90s, y comenzó como un discurso desde la publicidad, posiblemente porque vender cerveza y cigarros tiene más sentido si se vende en Verano que en Semana Santa, ¿entendés?, el asunto va por ahí, lo sagrado contra lo profano. Y claro, un montón de malinchismo.